Mociones de APB encinas-secas

Publicado el 21 enero 2019

ALTERNATIVA POR BOADILLA DENUNCIA EL DETERIORO QUE SUFRE EL ENCINAR DE BOADILLA

PIDEN QUE EL AYUNTAMIENTO ELABORE UN ESTUDIO URGENTE PARA ANALIZAR LA INFLUENCIA DE LA SECA ANTE LA DESAPARICIÓN DE CIENTOS DE ENCINAS

CIENTOS DE ENCINAS EXIGEN UNA ACTUACIÓN INMEDIATA

Hace más de 30 años, cuadrillas de Extremadura, Salamanca o Colmenar Viejo (entre 15 a 20 operarios), se dedicaban desde el mes de noviembre hasta finales de enero a mantener limpios, cuidados y saneados nuestros encinares.

Históricamente, esta gran masa forestal compuesta de encinas, pinos, fresnos y quejigos estuvo en manos privadas y fue conservada de forma eficaz por medio de la ejecución de labores de mantenimiento y poda. Las labores consistían en limpiar, principalmente las encinas, con los métodos y medios de los que se disponía en esas fechas (sierras de mano, podones o hacha…), retirando las podas inicialmente con carros y en los tiempos más recientes con tractores y remolques. Nos encontramos con un Monte (encinares, pinares y fresnedas) en un estado de conservación adecuado cuando la Administración Pública adquirió su titularidad.

Hace más de 30 años, estas labores periódicas de limpieza y mantenimiento del Monte de Boadilla se dejaron de hacer, especialmente en la zona de encinares, labores que la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento han ido retomando pero ése no es el problema

Los Concejales del Grupo Municipal Alternativa por Boadilla vienen poniendo de manifiesto la situación de deterioro que sufre actualmente nuestro Monte, deterioro que, según nos han expresado expertos puede deberse a distintos factores: la sobreexplotación del agua que somete a estrés hídrico a las encinas, la exponencial proliferación de “La Seca” o “Phytophthora cinnamomi” (hongo que ataca gravemente a los encinares y dehesas en España, el cambio climático evidente, la canalización de los arroyos y regatos que antes discurrían por el Monte o, en el caso más concreto de nuestro Monte, la falta de arado y siembras que se hacían de trigo, centeno y cebada que ayudaban a retener el agua.

No es una circunstancia exclusiva de Boadilla pero podemos afirmar que nuestro encinar exterioriza síntomas preocupantes, se ha deteriorado muchos en los últimos 10 años y cientos de encinas están enfermas o han muerto.

Queremos mantener la esperanza de que, sin aplazar la solución, estamos a tiempo de salvar a cientos de ejemplares pero solo hay que darse una vuelta por el Monte y ver las decenas de encinas que han sido taladas durante estos años y el estado de muchas otras.

Para realizar el estudio, Alternativa por Boadilla propone contar con la vanguardia en esta problemática cuyos especialistas se encuentran en las Universidades de Huelva, Extremadura, Córdoba, Málaga, Madrid o Valencia,…. así como con los expertos en la materia del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Agroalimentaria del Ministerio de Economía (INIA), los técnicos de las Direcciones Generales de Medio Ambiente y Agricultura de la Comunidad de Madrid, TRAGSAy otros, que nos ayudarán en esta importantísima medida.

“Señores Concejales del Equipo de Gobierno, como todo ser vivo, muchas de nuestras encinas están enfermas, necesitan de los mejores cuidados y se lo tenemos que dar de forma urgente”concluye el Concejal Portavoz de APB, Angel Galindo.

La Moción se debatirá en el Pleno, el próximo 25 de enero.



Comments are closed.

Arriba ↑