Actualidad laicidad

Publicado el 4 noviembre 2016

INSULTOS Y ESCRACHE CONTRA ALTERNATIVA POR BOADILLA TRAS PRESENTAR UNA MOCIÓN EN DEFENSA DE LA LAICIDAD EN EL AYUNTAMIENTO DE BOADILLA

EL PP VOTA EN CONTRA DE LA POSTURA DEL PAPA FRANCISCO: “UN ESTADO DEBE SER LAICO”.

Psoe apoyó la propuesta y Ciudadanos se abstuvo

mocion-laicismo Pincha para leer la moción

El 28 de octubre de 2016, en el Pleno del Ayuntamiento de Boadilla el Grupo Municipal Alternativa por Boadilla presentó una iniciativa novedosa en la zona noroeste de Madrid, que generó una gran polémica y enfrentamiento con el Grupo del Partido Popular.

La moción fue incluida en el primer punto del orden del día bajo el epígrafe Reconocimiento de la laicidad de nuestro Ayuntamiento”, una moción que como puede comprobarse, es absolutamente respetuosa con la libertad religiosa y las tradiciones de nuestro municipio.

El Salón de Plenos estaba completamente ocupado, hecho que no es habitual, por personas, entre las que destacaban los Presidentes y representantes de todas las Hermandades y Agrupaciones católicas del municipio.

Estas personas se habían coordinado previamente con el Partido Popular, dado que el Portavoz, Raimundo Herráiz, leyó en su intervención una carta de estos colectivos donde pedían la retirada de la Moción del Grupo APB, con los mismos argumentos que expuso el PP para descalificar y rechazar la moción. Dichos  argumentos estaban muy lejos del fondo y de la forma de la moción, lo que nos hace pensar que ni siquiera la habían leído ni les interesó pedir explicaciones o aclaraciones. Sin atender a la exposición de motivos, el Sr. Herráiz leyó una declaración previa en la que hacía juicios de valor sobre conductas que recordaban a los silogismos tramposos en los que se llega a una conclusión general falsa a partir de premisas particulares, como por ejemplo: la asistencia de un Concejal de APB a un acto electoral en el que participaba Rita Maestre, le lleva a la conclusión al PP de que APB apoya que Rita Maestre se desnudara en una capilla de la Universidad. O sea, que APB con esta moción, apoya que la gente se desnude y se profane un templo. Esto demuestra el poco rigor intelectual, la manipulación y el manejo torticero por parte de dicho Portavoz de los argumentos, que llevaron a que gente de buena fe, asistiera a un pleno con la creencia de que, con su presencia, podían impedir la tropelía que allí se iba cometer, es decir, la supresión de sus tradiciones, procesiones y del ejercicio de su derecho de la libertad religiosa.

Entre otras palabras del Papa que fueron utilizadas por Los Independientes de Boadilla en defensa de su moción, se hizo apelación a otras manifestaciones del Papa Francisco, del mes de mayo de 2016: “Un Estado debe ser laico. Los confesionales terminan mal. Va contra la Historia”, palabras que no fueron suficientes para que el Partido Popular terminara criticando falazmente la moción, que exclusivamente ponía de manifiesto que el Estado se rige por una Constitución en cuyo artículo16.3 reconoce que “Ninguna confesión tendrá carácter estatal”. Los aplausos a las intervenciones del Portavoz del Grupo Popular y el insulto al Portavoz del grupo Alternativa por Boadilla (actuación que está taxativamente prohibida en el reglamento) retrata el estilo torpe, antiguo, antidemocrático y sectario de este grupo en Boadilla; partido que parece ser el último guardián de las esencias católicas preconciliares en nuestro municipio.

Otras de las argumentaciones utilizadas por el Grupo Municipal APB en defensa de su moción, fueron igualmente las palabras del Papa Francisco, de 27 de julio de 2013, en el que manifestó: “La convivencia pacífica entre las diferentes religiones se ve beneficiada por la laicidad del Estado, que, sin asumir como propia ninguna posición confesional, respeta y valora la presencia del factor religioso en la sociedad”.

Esta moción viene, también, a criticar la actitud activa del Ayuntamiento, que suplanta y promueve todos los actos religiosos que se celebran en el municipio, en los que bajo las directrices del alcalde, Sr. González Terol, se organizan e invitan oficialmente a todas las misas y celebraciones religiosas católicas, hurtando las iniciativas de la Guardia Civil, que venía organizando “El Día de la Virgen del Pilar, su Patrona”, de forma independiente al Ayuntamiento.

En síntesis, lo que APB solicitó es que el Ayuntamiento tenga una posición de neutralidad con las distintas confesiones religiosas y de respeto con aquellos que no profesan ninguna, sin que ello suponga un ataque a ningún colectivo, ni se acabe con la colaboración que se viene prestando a cada una de ellas.

“Fue inadmisible la actitud del Portavoz del Partido Popular y de parte del público, que llegó incluso a llamarnos sinvergüenzas por presentar una moción absolutamente respetuosa con el derecho de libertad religiosa y con la aconfesionalidad del Estado y de nuestro Ayuntamiento, límite que desborda continuamente” declara el Concejal Portavoz de APB, Angel Galindo.

Entre las medidas solicitas por APB, están las siguientes:

Primero.- Por parte del Ayuntamiento de Boadilla se promoverán campañas informativas sobre el significado de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Libertad de pensamiento y de conciencia y, por lo tanto, de libertad religiosa teniendo siempre presente el principio constitucional: “Ninguna confesión tendrá carácter estatal”.

Segundo.- Que el Ayuntamiento se comprometa a no promover actos institucionales de carácter religioso, limitándose exclusivamente a promover actos de carácter civil y público.

Tercero.- Que el Ayuntamiento de Boadilla del Monte adecúe sus reglamentos municipales de honores y protocolos a la no confesionalidad del Estado.

Cuarto.- Las Autoridades Locales y el personal de la Administración Municipal no mostrarán en el ejercicio de su cargo ni de sus funciones sumisión o veneración de personas o imágenes religiosas.

Quinto.- En el marco de sus competencias, y en materia de Educación, el Ayuntamiento de Boadilla velará por la laicidad de las enseñanzas impartidas.

Sexta.- Que el Ayuntamiento se comprometa a que en los espacios de titularidad pública dependientes de este Ayuntamiento no existirá simbología religiosa, a excepción de aquellos que signifiquen un bien patrimonial o histórico.

Séptimo.- La Corporación Municipal no se encomendará a santoral, imágenes o rituales religiosos.

 



Comments are closed.

Arriba ↑