Alternativa por Boadilla denuncia la persecución mediática a dos concejalas de la oposición

El Grupo Municipal Alternativa por Boadilla denuncia la prepotencia, la arbitrariedad y la manifiesta incapacidad de convivencia del ultraliberal González Terol, alcalde de Boadilla, puesta de manifiesto una vez más ante la Sentencia de fecha 24/1/2014 del Juzgado de los Social número 2 de Móstoles por la que se condena al Ayuntamiento por acoso laboral a Ana Garrido, funcionaria del Ayuntamiento.

Lejos de aceptar la sentencia, pedir disculpas y poner remedio a tantas arbitrariedades,   para desviar la atención,  González Terol ha puesto en marcha, como suele hacer siempre que le desborda cualquier asunto, algo que viene siendo cada vez más frecuente, una campaña de acoso mediático a través de todos los medios afines a su alcance (cadenas de televisión, prensa, asociaciones, redes sociales…) contra dos concejalas de la oposición por el delito de no compartir su pensamiento ultracatólico,  insultando, descalificando e incluso lanzando veladas amenazas y arengando en su propio facebook y twitter, al linchamiento mediático de las dos concejalas que intervinieron en el último pleno del Ayuntamiento debatiendo sobre el anteproyecto de reforma de la Ley del aborto.

Desgraciadamente, es habitual esta forma grosera y antidemocrática de actuar de González Terol, faltando al respeto a todo aquél que no comparta sus opiniones, que no le rinda pleitesía o que no acepte y aplauda todo aquello que se le ocurra, por absurdo que resulte. Pero esta vez se han traspasado todos los límites de la decencia, manipulando de forma forzada, sesgada y artificial las intervenciones de las dos concejalas, con el único objeto de crear una cortina de humo que confunda a los vecinos de Boadilla y les oculte la responsabilidad de este gobierno municipal, con el alcalde a la cabeza, en otro más de tantos asuntos de gravedad que les están estallando en la cara cada día. Políticamente no duda nadie que están ya descalificados.

Evidentemente el ego narcisista de González Terol no le permite aceptar que un asunto de tal gravedad, que le afecta muy directamente como máximo responsable del equipo de gobierno condenado por la sentencia judicial, sea conocida por los vecinos de Boadilla y mucho menos que le afecte en su partido, si tenemos en cuenta sus conocidas y públicas aspiraciones en la política.

 

Tags:



Arriba ↑