APB vota en contra el presupuesto del Ayuntamiento para 2013

NI AUSTERIDAD, NI TRANSPARENCIA, NI SOLIDARIDAD

En el Pleno del Ayuntamiento de Boadilla del Monte del pasado 30 de noviembre, el Grupo Popular aprobó el presupuesto del Ayuntamiento para 2013, aplicando como es costumbre el rodillo de la mayoría absoluta, sin conceder la más mínima oportunidad para explicaciones, ni debate, sobre el documento más importante de cualquier organización pública democrática, junto con la Cuenta General.

El Grupo Popular se ha apresurado a iniciar una campaña de propaganda partidista (financiada con nuestros impuestos) en la que, tras unos cuantos gráficos de colorines; unas vagas comparaciones con datos de 2007 (!!) que no sabemos de dónde salen; unas cifras huérfanas de toda credibilidad; y, por supuesto, gran cantidad de demagogia fácil y vacía, tratan de confundir una vez más a los ciudadanos de Boadilla.

Con independencia de que en nuestro próximo Boletín incluiremos una información clara, detallada y fundamentada sobre las verdaderas cifras del presupuesto, no podemos dejar de hacer en este momento una pequeña reseña de las cuestiones más llamativas que defendimos en el Pleno, así como a través de una impugnación por escrito:

1.- El presupuesto no es austero. El coste de los altos cargos y asesores se mantiene igual que en 2012 (con un importante incremento sobre el coste del anterior gobierno también del PP). En los gastos de personal tampoco hay un ahorro apreciable. Los gastos corrientes aumentan un 1,4%. Los créditos para servicios contratados no presentan tampoco ningún ahorro visible (a pesar de la abundante propaganda del PP sobre un misterioso “Plan de austeridad”). Etc.

2.- El presupuesto no es transparente. Además de la falta de rigor en su elaboración, carece del contenido básico exigido por la Ley Reguladora de las Haciendas Locales y su estructura ha sido conscientemente embarullada por el PP en un galimatías difícil de descifrar sin gran trabajo. Es evidente la intención del PP de impedir el conocimiento de las cifras del presupuesto a los vecinos y evitar así comparaciones que revelen las falacias de su continua propaganda.

3.- El presupuesto no es solidario. No se observa ningún incremento significativo en la casi inexistente política social del Ayuntamiento, que sufrió serios recortes en anteriores presupuestos (por ejemplo, en 2012 el programa “Fomento del empleo” sufrió un recorte del 70%). Por el contrario, se mantienen numerosos créditos para gastos suntuarios totalmente injustificados: coche oficial, protocolo, revista, etc. (por ejemplo, el crédito para publicidad y propaganda se incrementa un 14%).

En definitiva, un mal presupuesto que continúa en la misma línea de los anteriores, que refleja una ineficaz e insolidaria asignación de los recursos, que mantiene privilegios y gastos superfluos, que no es riguroso, que no es transparente y que desde el Grupo Municipal de Alternativa por Boadilla no podemos  aprobar.

 

Tags:



Arriba ↑