A Vuela Pluma

Publicado el 26 marzo 2014

ASI ES SI ASI OS PARECE. Por Luis Marcos

LA JUSTICIA VIOLADA

Dice Noam Chomsky que la violencia no surge de la nada. Eso creo yo. Los hechos son los hechos. El Gamonal, aquí, allí, la dignidad, los recortes, el paro y la baba, ¡cuántos lodos ya bajo la alfombra de la geografía patria!. La verdad, además, para mí  una quimera. Más Filosofía y Ética. Si alguna vez la estática Justicia ha sido salomónica, en esta ocasión ni eso, miradla, por favor, vean como arrojan desde sus púlpitos,  sus esputos contra  Garzón, Elpidio, Galindo, y tantos. La justicia va sin atributos. Lo que hay es.

Una comparsa de hipócritas, cuatreros,  hampones nos ofrecen la lectura magistral de sus mentiras. Dicen y hacen lo contrario de sus prédicas. Hablan de amor pero a la inversa. Por su obra o frutos los conoceréis, el mito de nuevo. Va la penúltima, si cabe,  al rebaño,  para cambiar cínicamente el  nombre de una calle, sin encuestas, sin  sortilegios,  sin gastos, sí,  ríanse, así es el títere,  ésta, su  vida. En la forma como se hacen ricos los ricos que  luego heredan,  en el reparto de los bienes esos,  del espíritu, materiales todos, no  han de tener ningún escrúpulo. Sus valores, casi lo letal de esas doctrinas, iluminan las apariencias.

Primero, lo inconsútil, lo utópico, esos falsados  ideales, la caridad y  por último, luego, la Justicia si llegara. La religión, ante todo, la biblia, lo hemos visto,  ahí las tres,  como siempre a hostias, el terror, el miedo inveterado a la filosofía.  El universo de los torquemadas se desliza.

Me decía Carmen Díez de Rivera entonces, ella me decía, la musa de nuestra Transición, cuando su jefe ya descansa hoy eternamente:  “que piquito de oro tienes”, allí me lo decía ella,  en la Plaza de la Cruz de Boadilla. Cuántos años ya,  no son nada, al dado de esta  cruz,  para contemplar otra vez hoy el anhelo de una Justicia imposible. Aquí sigo quedándome con la sonrisa cumplida de Adolfo y Carmen.

Luis Enrique Marcos, concejal de Alternativa por Boadilla

Tags:



Arriba ↑